Estadistica

lunes, 3 de junio de 2013

Tarta salada de sobras de cocido o mis platos preferidos

El otro día me preguntaron cual es mi plato preferido, no dude un momento, mi plato preferido es el cocido madrileño.


Los platos que mas me gustan, los que son  mi mayor orgullo en la cocina, son los de  aprovechamiento y reciclaje de lo que tengo en la nevera, de mis sobras.



No hay nada que me guste más que, convertir y hacer un plato nuevo utilizando el instinto, la picardia y los recursos que tenemos los amantes de la cocina.



Yo os cuento al oido, como hacerlo, con cariño y con mimo para convertir en una buena comida nuestra receta de reciclaje.






Como sabeis tengo muchas recetas publicadas con sobras, pues esta es una más, quizás un poco  más requetechuli  por llevar forma de tarta o quiche y es que, no sé porque, pero esa presentación,  siempre las asocio con comidas festivas y divertidas.



El arte del aprovechamiento de recursos de nuestra nevera, de nuestros restos de cocina, la educación y la concienciación sobre ello, me parece uno de los objetivos que, como bloguera deseo transmitir.



En un mundo donde el reciclaje del plástico, vidrio, papel  son casi obligatorios llenamos nuestras basuras de restos de comida, que podriamos remanufacturar nosotros mismos.



Es una cuestión de voluntad, de creatividad y de responsabilidad con nuestra conciencia.

Las campañas de reciclaje oficiales obvian siempre las comidas ya elaboradas y toneladas de basura de comida tanto cruda como cocinada acaban su vida sin ningún uso productivo, mientras otros rebuscan en los contenedores o hacen colas en Caritas y Bancos de Alimentos  para conseguir productos no perecederos pero nutricionalmente muy básicos.


En mi casa, mis hijos se han acostumbrado a mis croquetas, buñuelos, empanadas ,volovanes, tortillitas, sopas, cremas, arroces, empanadillas, saquitos, quiches...pasta.

En vuestras casas, las abuelas y madres también han practicado esta cocina tan productiva.
Tenemos un montón de recursos para transformar y crear.
Animaros a ello.


Es nuestra responsabilidad, fomentarla, apoyarla y conseguir , la satisfacción de una enhorabuena, una  felicitación en vez del ceño fruncido,  al sacar el plato rehecho y no recalentar algo que ya no resulta apetecible.

Os reto a jugar con ello, a demostrar a nuestras familias que, con poco se hace mucho y que esta tarta de sobras de cocido es un bocado que nos van a pedir  que repitamos la proxima vez que tengamos cocido sobrante...


  Con esta receta participo en el concurso propuesto por el blog Atrapada en mi cocina y patrocinado por Ibili "Tu mejor tarta" evidentemente no es  para ganar,  sino para que la leais muchos y para que el mensaje y la idea se transmita.



 Muchas felicidades Lidia, deseo que tu blog se llene de tartas tan ricas y dulces como tu!

Vamos a por la nuestra..






Antes de levantar la tapa del cubo de basura de casa, pensemos 10 segundos nuestros actos, analicemos lo que vamos a hacer y actuemos en consecuencia.
Probar esta tarta el proximo dia que tengais sobras de cocido, aprovecharla en trozos pequeños como aperitivo con los amigos o congelarla en porciones para cualquier dia que tengamos prisa..
Os vais a sentir muy orgullos@s del resultado.

Ingredientes :

-Sobras de cocido (Desmenuzando en trozos pequeños carne y verduras y deshechando la patata)
-2 dientes de ajo
-2 huevos
-2 tomates
-1 lata pequeña de tomate natural troceado o picado
-1 cebolla
-Aceite de oliva virgen
-1/2 vasito de vino blanco
-1 lámina de masa quebrada
-Orégano o perejil.

Elaboración:

1.-Precalentamos el horno a 180º, picamos la cebolla en brunoise ( muy picadita )ponemos  una sartén  con 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego lento ( al 3 en mi vitro)y añadimos la cebolla,    a los 10 minutos añadimos la lata de tomate picado, sazonamos con sal y una pizca de azúcar dejamos 20 minutos , tapado a fuego lento /medio ( al 4o 5 en la vitro).

2.-Ponemos la lámina de masa en el molde, la pinchamos con un tenedor, la tapamos con papel vegetal, ponemos peso sobre ella, puede ser unas legumbres u otra fuente de horno y horneamos 15 minutos  para que se empiece a hacer. Añadimos a la sartén del tomate el vino blanco y dejamos reducir la salsa de tomate los 15 minutos que tardará nuestra masa.

3.- La sacamos quitamos el peso y le extendemos la salsa de tomate ya cocinada.





3.- En una sartén honda ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y añadimos los ajos picados en brunoise (muy picaditos) cuando empiezan a coger un poco de color añadimos nuestras sobras de cocido. Removemos bien unos minutos a fuego fuerte (al 8 en mi vitro) para que seque y no tenga nada de caldo. Cuando empiece a tomar color apartamos y reservamos.

4.- Batimos los huevos y los mezclamos con el cocido con una brocha pintamos los bordes de la masa.



5.- Ponemos encima de la tarta la mezcla de los huevos y el cocido. Cortamos los tomates en lonchas finas y lo ponemos por encima. Metemos al horno, yo los tuve 20 minutos porque no me gusta que el huevo quede muy hecho sino jugoso, si la quereis más dura dejar 30 minutos. Espolvoreamos con un poco de orégano o perejil. Según gustos.No hace falta añadir sal puesto que los restos de cocido son lo suficientemente sabrosos.



6.- Al sacar la tarta pincelamos para darla brillo con una brocha y un poco de aceite de oliva virgen extra. Cortamos con un cortapastas o un cuchillo de sierra.
Como guarnición  yo puse encurtidos y guindillas de Ibarra (piparras) que tanto nos gustan con el cocido.



Contarme al oido aqui,  que no nos oye nadie,  qué se os ocurre para reciclar la comida...