Estadistica

viernes, 12 de abril de 2013

Panna Cotta con compota de pera y chocolate o "A nadie le amarga un dulce"



" A nadie le amarga un dulce" con este proverbio expresamos la satisfacción que produce recibir algo bueno o beneficioso, por poco que sea o por mucho de aquello que ya poseamos.

El agradecimiento y la cortesía. De eso quien más sabe son los perros callejeros.


En las redes sociales y en general en Internet te encuentras al paso con mucha gente, gente que publica sobre temas que  nos  interesan y que nos son de gran  ayuda. Las recetas por ejemplo, diariamente salen a la luz miles de recetas y en,  infinidad de casos, son pequeños tesoros que llevan detrás horas de esfuerzo, mimo, dedicación, cariño, sabiduría y habilidad para realizarlas.
Se publican en face, en twitter, en pinterest , en google +.... y que pide su autor? Nada.

Sólo con un "me gusta" o un comentario uno se siente satisfecho.
Una publicación de una receta conlleva horas de elaboración (en mi caso hay veces que 3 o 4 horas) .
Pinchar un "me gusta" lleva 1 segundo.
Hacer un breve comentario no llega al minuto.
Sin embargo lees, por poner un ejemplo: "50 personas han leido, les ha gustado a 5, te han comentado 2"
¿Quiere decir que no ha gustado? No, en algún caso, es verdad que no habrá gustado, pero lo que realmente significa es que una gran mayoría "pasa" y no le dan mayor importancia al asunto.
Se han beneficiado del esfuerzo y la ilusión del creador.
Pero no dedican nada de su tiempo para darle lo que él espera, lo que anhela y le sirve de motivación para seguir publicando.
El reconocimiento y el agradecimiento.

Esto sucede también mucho en la hostelería, quizás porque mi abuela me enseño a dar las gracias por todo, observo como a la gente se les da el servicio y una amplia mayoría no sólo no las da, sino que ni mira al camarero.

Una sonrisa, un gracias, un me gusta cuestan tan poco esfuerzo..reflexionar sobre ello y si tenéis niños pequeños educarles en este valor, ser machacones con ello, el día de mañana esa personalidad no tiene mucha vuelta atras.

La cortesía y el agradecimiento por el esfuerzo de otro, no cuestan dinero. Por favor derrocharla y repartiréis mucha felicidad.

Dejar un buen sabor de boca, un broche a una buena comida es lo que pretende el postre que hoy os presento y que espero os guste. La textura y la finura de la panna cotta, se unen a la dulzura de la pera y se rematan al final con el crujiente del chocolate para arrancar esa sonrisa del sabor.


Con esta receta participo en reto de Abril, con las peras de temporada,  en el apartado dulces. Del blog y de la comunidad Cocineros del Mundo, si pinchais y entrais en él veréis el gran nivel y la imaginación de todos los participantes.


Ingredientes para 8/10 raciones:

-3 peras hermosas
-3 briks de nata para montar de 200gr.
-1/4 litro de leche fresca entera
-6 hojas de gelatina
-6 cucharadas de azucar glass
-1 vaina de vainilla
-Colorante alimentario.(lo compro en Alcampo en la parte de repostería)

Para la cubierta: Galletas de avena crujientes de chocolate (use digestive), Trocitos de pera escarchada y si gusta un poco de sirope de chocolate.

Elaboración:

1.-Ponemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se ablanden.

2.-En un cazo calentamos la nata, añadimos el azúcar y la vainilla (se abre y se extrae la pulpa de su interior), echamos la leche. Todo a fuego lento unos minutos, sin que llegue a hervir. Cuando esté a punto retiramos del fuego y reservamos.

3.-Escurrimos muy bien la gelatina, rompiéndola con los dedos y la inocorporamos al cazo de la leche, mezclamos y servimos en copas o vasitos.


4.-Reservamos las copas y dejamos templar, metemos en la nevera a esperar que cuajen. Mirar las diferentes presentaciones que busque yo, probando..probando..esto lo hago mucho pero no enseño la foto ja, ja, ja. Tengo para todos los gustos XXl hasta small.

   
Para los amantes del chocolate a algunas les puse también sirope de chocolate .

5.-Ahora vamos haciendo la compota, para la que pelamos las peras y las cortamos a trozos y las ponemos a cocer con un poco de agua y azucar al gusto (depende del dulzor natural que traiga la pera) para eso probar y añadir vosotros mismos a vuestro gusto. Las tenemos 15 minutos a fuego lento. Les puse también un poquito de extracto de vainilla. Muy poco lo que veis en la foto.


6.-Escurrimos muy bien las peras pero reservamos  un poco de caldo para disolver en él el colorante, para ello añadiremos las gotas tal como dicen las instrucciones, mezclando el azul y el amarillo. (Los colorantes no aportan ningún sabor por lo que podéis prescindir de ello, aunque no queda tan bonita la presentación). 

7.-Añadimos el agua coloreada al vaso de la batidora junto con las peras y lo trituramos todo.


8.-Dejamos enfríar y cuando esté frío servimos por encima de la panna cotta en las copas o vasitos de servicio.


9.- Ahora rompemos las galletas de chocolate y preparamos la pera escarchada para a la hora de llevarlo a la mesa completar el postre. A los que les guste les ponemos también un poco de sirope de chocolate por encima, yo tenía invitados y les gusto mucho con doble carga de chocolate.
Os encantara...


Y no lo dudeis "A nadie le amarga un dulce"